¿Cuál Democracia?

¿Cuál Democracia?

EG Justice 18 de Junio, 2013
Versión para impresoraVersión para impresoraEmailEmail

El partido en el poder de Guinea Ecuatorial gana elecciones: La Unión Africana pierde una oportunidad de impulsar  la democracia en el país.

El Partido  Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE), aseveró su victoria en las elecciones parlamentarias del 26 de mayo de 2013, las cuales estuvieron plagadas de fraude, irregularidades, y opacadas por el arresto de ciudadanos que intentaron llevar a cabo protestas pacíficas. El gobierno fue incapaz de proteger el derecho de los ciudadanos para elegir libremente a sus representantes, e influenciar el curso político del gobierno mediante un proceso electoral justo y transparente, en concordancia con los estándares aceptados por la Unión Africana (UA).

A pesar de la presencia de 40 observadores de la UA, la Declaración Preliminar emitida por la Misión de Observación de la UA  hace muy poco esfuerzo para exponer las numerosas violaciones a los derechos humanos que ocurrieron con relación a las elecciones.

“Guinea Ecuatorial necesita de instituciones de carácter independiente que aseguren la supremacía de la ley, el buen gobierno, la protección de libertades fundamentales, y la consecución de elecciones libres, justas y transparentes” declaró Tutu Alicante, Director Ejecutivo de EG Justice. “El Sr. Obiang  y el partido gobernante PDGE, han probado hasta ahora ser incapaces de garantizar un proceso democrático y de proteger las libertades básicas del pueblo de Guinea Ecuatorial. La declaración de los observadores equivale a la pérdida de una oportunidad importante de la UA para presionar a Obiang a que tome medidas que implementen reformas democráticas, que a su vez se adhieran a los principios de la Carta Africana para la Democracia, Elecciones y Gobernabilidad.”

La Carta demanda a los estados parte a “establecer y fortalecer órganos electorales nacionales imparciales e independientes.”  Esto es ignorado por completo en Guinea Ecuatorial donde la Junta Electoral Nacional es presidida  por el Viceprimer Ministro, Clemente Engonga Nguema, quien también es el Ministro del Interior y Corporaciones Locales, y a su vez es funcionario del partido gobernante. El Sr. Engonga Nguema ha presidido la Junta Electoral Nacional en todas las elecciones, desde al menos el año 2003. Sólo dos miembros de los 18 miembros de la junta electoral pertenecen a la oposición.  En adición a esto,  las listas del censo electoral, que fueron reportadas como completadas en septiembre 2012 y aprobadas en febrero,  no fueron publicadas al menos un mes antes de las elecciones.

La Carta también demanda a los estados partes “a asegurar elecciones justas y de acceso equitativo  presentando a los partidos y candidatos  ante los medios de comunicación estatales durante las elecciones” Mientras el partido gobernante gozó de acceso ilimitado a los medios de radio y TV controlados por el estado,  a la oposición se le ha negado sistemáticamente el acceso a estos recursos. Días previos a la elección, agencias de noticias extranjeras reportaron que el Sr. Andrés Esono, líder del CPDS, reclamó que un 80% del noticiero de la noche del 20 de mayo fue dedicado a la cobertura del PDGE, y nunca se hizo mención de algún otro partido político.  Este desbalance en la cobertura y acceso fue destacado  por otros líderes del CPDS a lo largo del periodo de la campaña electoral.

Finalmente,  la Carta demanda a los estados parte “a comprometerse con la democracia, el estado de derecho, y los derechos humanos” a “tomar medidas que aseguren la ley constitucional”  y a “promover la participación ciudadana y colaboración con la sociedad civil”. Amnistía Internacional reportó que previo a las elecciones el gobierno de Guinea Ecuatorial arrestó a diez civiles entre el 13 y el 15 de mayo por intentar organizar y sostener una manifestación pacífica. Algunos de estos individuos continúan en detención incomunicada por las fuerzas gubernamentales.  Muchos miembros del partido de oposición, CPDS, fueron detenidos, golpeados, hostigados, e intimidados mientras intentaban hacer campaña para sus partidos. Amnistía Internacional también denunció el arresto de dos familiares de un líder de oposición del partido Unión Popular (UP), con el objetivo de presionar al político a que se entregase a las autoridades. Durante el día de las elecciones, se observó presencia policiaca en múltiples puestos de votación,  seguramente ejerciendo presión sobre los ciudadanos para que votaran en cierta forma. Mas aún, el voto público fue promovido; fotografías del día de las elecciones  muestran votos siendo sometidos en urnas transparentes de una forma evidentemente pública.

Desde noviembre de 2011, Obiang se ha atribuido poderes extensos para influenciar a la legislatura y a la rama judicial, socavando la capacidad de dichas ramas para ejercer un control sobre su poder. “Bajo Obiang, el partido gobernante (PDGE), se ha convertido en una herramienta poderosa del gobierno y del estado, desvaneciendo significativamente las distinciones entre éste y el estado,” dijo el Sr. Alicante. “El partido PDGE monopoliza tanto el poder económico como el político en una forma injusta y antidemocrática.” La oposición política ocupó dos sillas en el parlamento después de las elecciones de abril de 2004, y a pesar de aseveraciones de que ganó más votos en las elecciones de 2008, su representación en el parlamento se redujo a una sola silla. Asimismo, Obiang ha usurpado entre 95 y 100 por ciento de los votos en todas las elecciones presidenciales previas.

Semanas antes al día de las elecciones,  miembros de la oposición desafiaron la falta de independencia de la Junta Electoral Nacional,  la incapacidad del gobierno de publicar los resultados y las listas del censo electoral, y el monopolio que sostiene el PDGE sobre  los medios de comunicación estatales. Más problemático aún lo es el hostigamiento generalizado y la detención arbitraria de activistas y líderes de la oposición; en mayo 10 dos individuos que colgaban afiches de campaña en Kogo fueron detenidos y su material de campaña fue destruido. Posteriormente en mayo 14, Clara Nsegue Eyi y Natalia Angue Edjodjoma fueron arrestadas por intentar llevar a cabo una manifestación pacífica. En mayo 15, Fabián Nsué, un abogado de derechos humanos, y Jeronimo Ndong Mesi Mibui, Secretario General del partido UP, fueron detenidos y privados de participar en una manifestación pacífica.  El gobierno obstaculizó al menos tres manifestaciones de miembros de la oposición alrededor de Guinea Ecuatorial.

Es lamentable que la Misión de Observación de la UA optara por minimizar tales irregularidades y violaciones a la Carta a simples “debilidades” y concluir que los votantes en Guinea Ecuatorial “tuvieron la oportunidad de expresar su elección por medio de las urnas”.

Es desafortunado que aunque la Misión de Observación notó la indiferencia del gobierno frente a muchos principios requeridos por la Carta, no catalogó esto como violaciones,  sino que proveyeron una escasa lista de recomendaciones al parecer sin relación a sus observaciones, concluyendo que el proceso electoral fue exitoso. En adición, la Misión de Observación de la UA demuestra su falta de entendimiento en torno al contexto político de Guinea Ecuatorial al sugerir que miembros de la oposición busquen acción legal en casos de disputa sobre resultados de las elecciones. Sin una rama judicial independiente, no existe remedio legal para las violaciones que plagaron el proceso electoral. Sin el Estado de Derecho, la democracia permanecerá como un concepto equivoco en Guinea Ecuatorial.

EG JUSTICE - es una organización registrada de acuerdo al codigo 501(c)(3).
P.O. Box 57297 Washington, DC 20037 1 (202) 643 4345  Derechos de Autor © 2010 EG Justice, todos los derechos reservados.