(ABC) El concierto de Julio Iglesias, pagado por el hijo del dictador de Guinea Ecuatorial

(ABC) El concierto de Julio Iglesias, pagado por el hijo del dictador de Guinea Ecuatorial

6 de Octubre, 2012
Versión para impresoraVersión para impresoraEmailEmail

EG Justice y Human Rights Watch han alzado su voz contra el concierto del cantante español, porque lo ven como un intento del régimen de limpiar su imagen y expresan sus dudas sobre el origen de los fondos con que se financiará.

Fuente: ABC.es >>

El concierto de Julio Iglesias, pagado por el hijo del dictador de Guinea Ecuatorial

El espectáculo ha sido financiado por Teodoro Nguema Obiang, hijo del dictador de este país

Malabo se ha llenado de carteles anunciado la actuación de Julio Iglesias en Guinea Ecuatorial, un acontecimiento que el propio Gobierno de Teodoro Obiang Nguema ha calificado de «histórico» en su pagina web oficial. Iglesias tiene previsto actuar el lunes, día 8, y lo va a hacer en un lujoso club o «sala de conferencias» de nombre Sipopo, situado en las afueras de Malabo, y cuya construcción, según algunas asociaciones de Derechos Humanos, ha costado unos 830 millones de dólares.

En esa página se puede leer textualmente que «el entusiasmo en la ciudad es tan grande, que taxistas, camareros, administrativas y todo el mundo espera que haya sitio para que nadie se pierda una ocasión que consideran histórica. La expectación es tal, que en muchos restaurantes, desde hace semanas, suena continuamente la música de Julio Iglesias».

«Sin duda –añade–, este gran mito de la canción melódica se encontrará en Malabo con uno de los públicos más apasionados y entregados de los que pueda haber disfrutado en su larga carrera».

Relaciones peligrosas

Pero no todo es fiesta, ya que han surgido voces críticas, porque el concierto ha sido organizado por Producción TNO Guinea Ecuatorial, propiedad del polémico hijo mayor del presidente ecuatoguineano, Teodoro Nguema Obiang.

Conocido popularmente como «Teodorín», es famoso por sus excentricidades y su afán por coleccionar por todo el mundo mansiones espectaculares, coches deportivos y hasta jets privados. «Teodorín», que es vicepresidente de Guinea Ecuatorial y fue durante una década ministro de Agricultura y Bosques, está siendo investigado en Estados Unidos, España y Francia, país este donde, además, hay contra él una orden de arresto por lavado de dinero.

Por ese motivo, las organizaciones EG Justice y Human Rights Watch han alzado su voz contra el concierto del cantante español, porque lo ven como un intento del régimen de limpiar su imagen y expresan sus dudas sobre el origen de los fondos con que se financiará , mientras el país, pese a los grandes beneficios que se obtiene del petróleo, mantiene una alta tasa de pobreza.

Por ello, han remitido una carta a Julio Iglesias en la que le piden aclaraciones sobre la fuente de financiación de su anunciada actuación y el papel que ha desempeñado «Teodorín» en la organización. Además, le advierten de que esa actuación puede ser utilizada en beneficio de un régimen que no respeta los derechos humanos y le recuerdan que algo similar sucedió cuando en 2008 participó en Uzbekistán en un evento organizado por Gulnara Karimova, hija del presidente de ese país, a quien acusan de represión. Hasta ahora, los remitentes de la carta no han recibido respuesta alguna de Julio Iglesias.

EG JUSTICE - es una organización registrada de acuerdo al codigo 501(c)(3).
P.O. Box 57297 Washington, DC 20037 1 (202) 643 4345  Derechos de Autor © 2010 EG Justice, todos los derechos reservados.