Abusos y la CAN

Abusos y la CAN

13 de Enero, 2012
Versión para impresoraVersión para impresoraEmailEmail

El régimen del presidente Teodoro Obiang Nguema Mbasogo tiene graves antecedentes de violaciones de derechos humanos, corrupción y manipulación de prioridades de gasto. 

Guinea Ecuatorial: la Copa Africana se ve opacada por
violaciones de derechos humanos y corrupción

Nota de prensa de EG Justice

  • Las torturas, las detenciones arbitrarias y la represión aplicadas con conocimiento del gobierno cumplen un fin de intimidación
  • Es habitual que se persiga y censure a periodistas internacionales y del país
  • La corrupción sistemática y la tergiversación de las prioridades de gasto contribuyen a que los ciudadanos continúen inmersos en la pobreza
  • A través de elecciones fraudulentas se asegura que el régimen gobernante se mantenga en el poder

Guinea Ecuatorial, un país con abundantes recursos petroleros, auspiciará (junto con Gabón) la Copa Africana de Naciones que se disputará entre el 21 de enero y el 12 de febrero de 2012. El régimen del presidente Teodoro Obiang Nguema Mbasogo —quien luego de 32 años se ha convertido en el líder africano que más tiempo ha permanecido en el poder—tiene graves antecedentes de violaciones de derechos humanos, corrupción y manipulación de prioridades de gasto. El torneo de fútbol es tan solo el último de una serie de eventos internacionales con alta repercusión que han sido auspiciados por el gobierno de Guinea Ecuatorial como parte de una estrategia para superar el descrédito sufrido tanto dentro del país como a nivel internacional.

Violaciones de derechos humanos

El régimen del presidente Obiang ha recurrido históricamente a la violación de los derechos de ciudadanos de Guinea Ecuatorial. Si bien se ha reducido la cantidad de ejecuciones públicas, diversas organizaciones internacionales continúan documentando graves violaciones de derechos humanos. Estos abusos incluyen el uso de prácticas de tortura, detenciones arbitrarias, detenciones en condiciones de incomunicación y la persecución de periodistas y opositores políticos. En agosto de 2010, el gobierno ejecutó a cuatro ciudadanos de Guinea Ecuatorial luego de secuestrarlos en Benín, mantenerlos detenidos en forma clandestina sin permitir el acceso de familiares o abogados, y negarles el derecho a apelar la decisión del tribunal militar o de contactarse con familiares antes de su muerte. Los cuatro hombres fueron ejecutados menos de una hora después de que se dictara su condena.

Los arrestos y las detenciones arbitrarias son habituales en Guinea Ecuatorial. Si bien el presidente Obiang dispuso la liberación de 22 presos políticos en junio de 2011, durante una ceremonia organizada por el aniversario de su nacimiento, al menos 30 personas —entre ellas varias mujeres y un menor—continuaban detenidas sin acceso a abogados, familiares o asistencia médica en octubre de 2011, casi un año después de su arresto. Los detenidos, según informó Amnesty International, formaban parte de un grupo de cerca de 100 personas que habrían sido arrestadas sin la correspondiente orden judicial en la ciudad de Bata y en zonas aledañas luego de que dos presos políticos escaparan de una cárcel en la ciudad en Evinayong, en octubre de 2010. Amnesty International recibió numerosas denuncias que indicaban que las “autoridades detienen habitualmente a familiares de personas buscadas hasta que estas se entregan o son arrestadas” y señaló que esta práctica “equivale a mantener cautivos a los familiares”. Este tipo de prácticas vulneran los derechos consagrados en las leyes de Guinea Ecuatorial y en los tratados internacionales de los cuales es parte el país, incluido el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y la Carta Africana sobre los Derechos Humanos y de los Pueblos.

Silenciamiento de la democracia y el disenso

Obiang ha triunfado con más del 95 por ciento de los votos en todas las elecciones presidenciales celebradas desde que asumió el poder en 1979. Si bien en 1991 comenzaron a celebrarse elecciones con varios partidos, los observadores electorales internacionales han denunciado reiteradamente graves irregularidades en los comicios. El referéndum llevado a cabo en noviembre de 2011 para reformar la constitución estuvo plagado de irregularidades y señalamientos de fraude electoral. Si bien hay varios partidos que se autoproclaman como de oposición y reclaman escaños en el parlamento nacional, casi todos están estrechamente alineados con el partido gobernante, el Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE). El único partido verdaderamente opositor con representación en el parlamento, Convergencia para la Democracia Social (CPDS), ocupa tan solo una de las 100 bancas.

El gobierno cercena sistemáticamente los derechos constitucionales de los ciudadanos a la libertad de expresión, asociación y reunión. Todas las estaciones de radio y los canales de televisión son controlados por el Estado o por familiares del presidente Obiang, y todos los medios de prensa supuestamente “independientes” de publicación periódica pertenecen al régimen o a sus aliados cercanos. En febrero de 2011, el gobierno dictó una prohibición, posteriormente morigerada, que impedía difundir noticias sobre las protestas de la primavera árabe. En marzo de 2011, el conductor de una audición en vivo en una estación de radio controlada por el Estado fue suspendido por haberse referido a Libia durante una transmisión. En junio de 2011, miembros de las fuerzas de seguridad del gobierno borraron las grabaciones que habían sido tomadas por un equipo alemán de televisión durante la preparación de un informe sobre el plantel femenino de fútbol para el Mundial. Las autoridades del gobierno señalaron que las grabaciones tomadas por los periodistas, en las cuales se mostraba a niños jugando al fútbol en un barrio de bajos recursos, transmitían “una imagen negativa” del país. Las autoridades gubernamentales acompañaron a los periodistas hasta el aeropuerto para asegurarse de que dejaran el país.

En marzo de 2011, el gobierno rechazó la solicitud presentada por partidos políticos de oposición para celebrar una manifestación pacífica a favor de reformas democráticas y mejores condiciones sociales. El gobierno ha empleado una serie de tácticas con el propósito de monitorear e intimidar a organizaciones de la sociedad civil del país e interferir en sus actividades. En noviembre de 2011, un miembro de un partido de oposición y activista de la sociedad civil fue arrestado sin la correspondiente orden judicial y permaneció detenido durante tres días por razones poco plausibles.

Falta de transparencia que favorece la corrupción

Las instituciones gubernamentales continúan siendo débiles, poco transparentes y presentan corrupción endémica. El gobierno no publica información sobre el presupuesto. Anteriormente, el presidente Obiang se ha referido a los ingresos generados por los recursos petroleros del país como un “secreto de Estado”. La propuesta del país de sumarse a la Iniciativa de Transparencia de las Industrias Extractivas (Extractive Industries Transparency Initiative, EITI), una iniciativa global que procura incrementar la transparencia en el sector de petróleo, gas y minería, fue rechazada en abril de 2010 luego de que el gobierno incumpliera los estándares de la EITI.

Persisten en el país la corrupción sistemática y la gestión irregular de los ingresos generados por los recursos petroleros. Guinea Ecuatorial ha sido clasificada por Transparency International como uno de los países más corruptos del mundo. La corrupción se manifiesta en todos los niveles de gobierno, más ostensiblemente entre miembros de la familia del presidente Obiang y en su círculo íntimo de asociados. Un informe difundido en febrero de 2010 por la Subcomisión Permanente de Investigaciones del Senado de Estados Unidos determinó que Teodoro Nguema Obiang Mangue, hijo mayor y posible sucesor del presidente Obiang, recurrió a compañías ficticias para eludir las leyes sobre lavado de dinero y desviar a Estados Unidos fondos irregulares por más de US$ 100 millones. Este dinero, que según concluyeron las autoridades estadounidenses se habría obtenido por medios ilegales a través de “extorsión o defraudación, malversación o apropiación de fondos públicos”, se utilizó para solventar la compra de diversos artículos de lujo que fueron objeto de dos demandas de confiscación interpuestas por el Departamento de Justicia en octubre de 2011, incluida una mansión de US$ 30 millones en la costa de Malibu, California, un avión Gulfstream por valor de US$ 38 millones y más de US$ 3 millones en objetos que pertenecieron a Michael Jackson. Varios miembros de la familia Obiang también están siendo investigados en Francia y España por corrupción.

Según un informe difundido recientemente  por Global Financial Integrity, la salida ilegal de capitales de Guinea Ecuatorial entre 2000 y 2009 alcanzó los US$ 6.270 millones. En su último discurso anual a la nación, pronunciado en ocasión del Año Nuevo, el presidente Obiang calificó como “enemigos” a quienes señalan que el gobierno desvía la riqueza generada por los recursos petroleros del país.

Determinación indebida de prioridades de gasto

Guinea Ecuatorial es el tercer productor de petróleo más importante del África subsahariana. Gracias al petróleo, el ingreso per cápita del país se clasifica entre los 30 más elevados del mundo. Sin embargo, pese a la riqueza del país, la pobreza continúa siendo generalizada, y numerosos ciudadanos carecen de acceso a servicios básicos. Mientras tanto, en los últimos años el gobierno ha realizado cuantiosas inversiones para la construcción de proyectos de infraestructura de gran visibilidad. Destinó US$ 830 millones a la construcción de Sipopo, un complejo hotelero de lujo que sirvió de sede a la Cumbre de la Unión Africana en junio de 2011 y a la Cumbre África-Sudamérica en noviembre de 2011. El complejo de Sipopo cuenta con una playa artificial privada de una milla de extensión, 52 residencias sobre la línea de playa, un campo de golf de 18 hoyos, un spa, un helipuerto y un importante centro de conferencias.

También se han concluido y se están construyendo palacios presidenciales en al menos diez ciudades en todo el país. Si bien se desconocen cuáles son los gastos realizados para estas obras, ya que el gobierno no publica sus presupuestos, es muy probable que su costo haya sido elevado. El nuevo complejo presidencial de vidrio y acero en el centro de Malabo ocupa un terreno equivalente a 12 manzanas. Además de estos palacios en todo el país, también se han construido algunas mansiones próximas para la esposa del presidente Obiang, Constancia Mangue. El gobierno también estaría financiando la construcción de una residencia presidencial para huéspedes en Mongomo, la ciudad natal del presidente, a un costo de US$ 77 millones, y que incluirá una sala de cine de categoría con capacidad para 150 personas, salón de belleza, gimnasio y casino.

Mientras tanto, muchos ciudadanos aún no tienen acceso a instalaciones sanitarias adecuadas, agua potable, educación de calidad ni atención de la salud moderna a un costo asequible. Casi uno de cada ocho niños muere antes de cumplir cinco años, según datos de las Naciones Unidas. 

EG JUSTICE - es una organización registrada de acuerdo al codigo 501(c)(3).
P.O. Box 57297 Washington, DC 20037 1 (202) 643 4345  Derechos de Autor © 2010 EG Justice, todos los derechos reservados.