Demanda Denegada

Demanda Denegada

25 de Abril, 2013
Versión para impresoraVersión para impresoraEmailEmail

Aunque un juez federal ha denegado la demanda, el Departamento de Justicia (DOJ) podría proseguir con el caso de incautación del jet “Gulfstream” de Teodorín.

El 19 de abril, de 2013, un juez federal denegó el caso de incautación del jet privado “Gulfstream” de Teodorín, valorado en $38.5 millones de dólares, dictaminando que en la demanda del DOJ no se vincula el jet con actos ilícitos, y por consiguiente no satisface con el requisito de dar las pruebas suficientes para seguir con el caso. La demanda, que fue radicada en la Corte del Distrito de Columbia en octubre de 2011, es un esfuerzo para incautar los bienes que el gobierno sospecha fueron obtenidos por medio de actividades ilícitas realizadas por Teodorín. Sin embargo, este giro en el caso no implica el fin de la demanda (a pesar de las declaraciones de Teodorín que expresan lo contrario) puesto que la demanda fue denegada “sin prejuicios” y otorgándole al gobierno “permiso para modificar la demanda”, de modo que los fiscales podrían radicar una demanda de enmienda.

La opinión judicial firmada por el Juez Contreras, y emitida en respuesta a la moción de Teodorín radicada en enero de 2012, esclarece algunos puntos significativos. Primero, el Juez rechazó el argumento de Teodorín en cuanto a que la Corte del Distrito carecía de jurisdicción, señalando que a pesar de que el jet privado se encuentra localizado fuera del territorio estadounidense, la corte tiene jurisdicción para emitir una orden de incautación si así lo dispone. Además, la opinión judicial rechaza el argumento de Teodorín que manifiesta que la Corte del Distrito debe negarse a revisar el caso dado que dicha acción conllevaría a dar un dictamen sobre Guinea Ecuatorial y la aplicación de sus propias leyes.  El Juez Contreras reconoció que no ha habido ningún proceso legal en Guinea Ecuatorial al cual la corte deba hacer referencia, detalle que Teodorín afirmó en su moción para denegar la demanda, declarando que no ha sido investigado o procesado por algún delito.

El punto decisivo para el razonamiento del Juez Contreras radica en la escasez de información requerida para cumplir con el requisito dar suficientes pruebas.  De acuerdo con la opinión judicial, el DOJ no proveyó suficientes detalles en la demanda para realizar un caso. La opinión judicial cita como ejemplo el alegato de la demanda en cuanto a que “miembros del círculo íntimo, como Teodorín, exigieron pagos a compañías que realizan negociaciones en Guinea Ecuatorial a cambio del cumplimiento de actos oficiales”. Información relevante  como los nombres de las compañías afectadas, cuándo ocurrió el complot, o los nombres de los individuos involucrados en el complot, no fue provista. Asimismo, no se otorgó detalles en torno a los ingresos que obtuvo Teodorín de las compañías. Como resultado, los alegatos de que Teodorín vive por encima de sus posibilidades no son suficientes para probar algún tipo de actividad ilícita.

La opinión judicial señala que “el patrón desconcertante de corrupción en Guinea Ecuatorial”  lleva al DOJ a enmendar la demanda, como lo hizo en los procedimientos de incautación en la Corte del Distrito de California en contra de la propiedad en Malibú de Teodorín, y la colección de pertenencias de Michael Jackson:http://www.huffingtonpost.com/roger-alford/united-states-v-one-white_b_1018310.html

 

Para leer la opinión judicial completa oprima aquí: https://dl.dropboxusercontent.com/u/62621271/District%20Court%20Opinion.pdf

EG JUSTICE - es una organización registrada de acuerdo al codigo 501(c)(3).
P.O. Box 57297 Washington, DC 20037 1 (202) 643 4345  Derechos de Autor © 2010 EG Justice, todos los derechos reservados.