Los gastos públicos

Los gastos públicos

12 de Octubre, 2011
Versión para impresoraVersión para impresoraEmailEmail

El gobierno Guineoecuatoriano debería priorizar el gasto destinado a paliar las necesidades sociales y mejorar el bienestar de todos los ciudadanos.

El erario público debe destinarse a cubrir las necesidades sociales

(Washington, D.C., 12 de octubre de 2011) — Cuando el pueblo de Guinea Ecuatorial celebra el 43.° aniversario de su independencia, el gobierno Guineoecuatoriano debería priorizar el gasto destinado a paliar las necesidades sociales y mejorar el bienestar de todos los ciudadanos, señaló hoy EG Justice. 

Guinea Ecuatorial es el tercer productor de petróleo más importante del África subsahariana. Gracias al petróleo, la renta per cápita del país es comparable a las de Alemania, Japón y el Reino Unido. Pese a esta riqueza, muchos ciudadanos no tienen acceso a instalaciones sanitarias adecuadas, agua potable, educación de calidad ni atención médica a un costo asequible. El gobierno, por su parte, ha invertido cuantiosos recursos en proyectos de infraestructura de gran visibilidad, incluido un complejo hotelero de lujo con un costo de más de $800 millones para albergar a la Cumbre de la Unión Africana, numerosos palacios presidenciales y aeropuertos ultramodernos que prestan servicios a islas pequeñas y con pocos habitantes, cuyos residentes permanecen estancados en la pobreza. 

“Las prioridades del gobierno de Guinea Ecuatorial—en cuanto a cómo o en qué gasta el presupuesto nacional—son cuestionables”, afirmó Joseph Kraus, Director de Programas y Recursos de EG Justice. “Asigna miles de millones de dólares a fastuosos proyectos de infraestructura que benefician principalmente a la élite, mientras que los ciudadanos ordinarios subsisten sin servicios sociales básicos”. 

Por ejemplo, como parte de las festividades llevadas a cabo esta semana en conmemoración del Día de la Independencia, Teodoro Obiang —el presidente africano que más tiempo lleva en el poder— viajó a la isla de Corisco para inaugurar un nuevo aeropuerto. En la isla de Corisco, una franja de tierra con una superficie inferior a 10 millas cuadradas, viven tan solo unos cientos de familias, en su mayoría empobrecidas, y pese a ello se construyó un nuevo aeropuerto con una pista de 3000 metros donde pueden aterrizar algunos de los aviones más grandes del mundo. 

En junio de 2011, el gobierno inauguró Sipopo, un complejo hotelero de lujo valorado en $830 millones que cuenta con una playa artificial privada de una milla de extensión, 52 residencias con vista a la playa, un campo de golf de 18 hoyos, el primer spa del país, un helipuerto y un nuevo centro de conferencias. Sipopo acogió —durante una semana— a los delegados que asistieron a la XVII Cumbre de la Unión Africana. 

El año pasado, el presidente Obiang celebró el Día de la Independencia en la isla de Annobón, donde viven cerca de 1500 personas que carecen de acceso seguro a agua potable, electricidad y escuelas de calidad. Allí, inauguró lo que el gobierno calificó como “el mejor aeropuerto” de Guinea Ecuatorial, y un puerto de gran calado que tuvo un costo de más de $135 millones. El gobierno ha anunciado que serían “inminentes” diversos proyectos de construcción destinados a mejorar el acceso a agua potable, electricidad y mejores escuelas.

Mientras tanto, se ha erigido en el centro de Malabo un nuevo palacio presidencial que ocupa un espacio de 12 manzanas, y otros palacios presidenciales han sido terminados o están siendo construidos en diversas ciudades como Bata, Luba, Malabo II, Moka, Mongomo y Oyala. 

“Si el gobierno desea que los réditos del petróleo nacional, que es un recurso no renovable,  contribuyan a un desarrollo sostenible que mejore la calidad de vida de todos los habitantes de Guinea Ecuatorial, debe invertir más fondos en sectores que tengan un impacto directo en la vida de los habitantes”, afirmó Kraus. 

EG JUSTICE - es una organización registrada de acuerdo al codigo 501(c)(3).
P.O. Box 57297 Washington, DC 20037 1 (202) 643 4345  Derechos de Autor © 2010 EG Justice, todos los derechos reservados.